Misticismo sobre 4 cuerdas



Ha pasado ya un año con 4 meses desde la primera vez en que tuve un ukelele en mis manos, el primero fue un jisheng macizo [dudosa calidad y encordado en Nylon], una rareza para mí en ese entonces que duró poco más de un mes conmigo (sonaba a plástico barato y decidí venderlo).

Tuve que aguantar un par de meses más para comprar mi Lanikai, mi primer uke de verdad!!! sus cuerdas Aquila Nylgut, su madera preciosa, su estuche semiduro con ínfulas de diminuta guitarra, sus doce trastecitos... todo era perfecto... y lo ha venido siendo, la situación no ha cambiado para nada, por el contrario, cada día me siento más feliz de tocar y mejorar mi técnica en el uke; hace poco llegó a mi vida (sí, con todo y lo trascendental que suena pero es que es mágico) un Mahalo eléctrico con forma de tablas de surf, todo poder cuando lo conecto a mi VOX Pathfinder y me dedico a convertir mis ratos libres en una sucesión de riffs, acordes y bocetos de canciones.

El punto, aunque no quiero o pueda entenderlo, sí quiero cuestionarlo...

¿Por qué suena a felicidad? ¿Por qué me hace feliz tocarlo? El slogan de marca de Lanikai Hawaii es "Me hace feliz", sé por la cátedra de psicología del sonido en la universidad que la disposición de las cuerdas y la altura de su afinación generan un sentimiento de confianza en quién lo escucha... pero, eso sólo debería suceder en C mayor, no en todas las tonalidades, todas las inversiones y todo el registro del instrumento ¿cómo se llama eso? ¿magia?

He de admitir que mi llegada al ukelele fue en parte gracias a la mediocridad, en el conservatorio y en la universidad me prohibieron tocar un instrumento diferente a mi instrumento principal (a excepción del piano), esto hizo que la guitarra (para todos tan fácil y común) fuera para mi un extraterrestre que con el pasar de los años y luego de levantada la "prohibición" me quedara grande, nunca pude ni he podido con ella, no sé qué es lo que me hace negado para la guitarra pero mi falta de interes en persistir y el que el uke tuviera 4 cuerdas (igual que el cello), me hicieron creer que con éste sí podía... y así llegué, así se me hizo la luz.

Se me hizo la luz a nivel portabilidad (no es lo mismo cargar un cello 4/4 que un uke soprano), se me hizo la luz a nivel armónico ya que pude hacer inversiones y construcciones demasiado creativas al tener la limitación de las 4 cuerdas para los acordes compuestos, se me hizo la luz a nivel social (No es lo mismo acompañar una cancioncita con un uke que hacer un bajo continuo), se me hizo una ventana y encontré la manera más efectiva para desahogarme cuando las cosas no me van como lo espero.

Y aunque no pueda entenderlo ni le pueda hallar una respuesta... ¿hay ago de mágia en eso?

Espero algún día, alguien pueda ayudarme con mi dilema.




2 comentarios:

wilmar celis dijo...

Qué derroche de imaginación en todos los ambitos de este blog, y qué dominio de las herramientas tecnológicas y redes sociales. Definitivamente un referente a seguir. Éxitos y bendiciones en todos los aspectos de su vida.

wilmar celis dijo...

Por aqui dejo el link del blog en el que estoy trabajando y del que estoy aprendiendo.

http://chordmelodyguitar.blogspot.com/

Publicar un comentario

My blip

Fujazz

Mi foto

Músico concertista (violoncellista, saxofonista, pianista), contratenor, compositor y productor musical.

Google+ Followers

Fujazz en pocas palabras

Archivo

Aquí se escucha

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos o videos públicos de fujazz_08. Crea tu propio módulo aquí.

Blogger news

Blogalaxia Votame BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogs que sigo

Sigueme