Hasta aquí nos trajo el rio



Este blog termina aquí, pero continúa acá www.fujazz.xyz

Pásese. 


i Love Fixie

En sus primeros 110kms. #Fixie

Ayer dediqué gran parte del día a conducir (camioneta), me estresé mucho, tenía ganas de dejar el carro botado y salir corriendo, la entrada a Bogotá estaba insoportable, durante todo el camino no podía dejar de pensar en mi bicicleta.




Perro que muerde

Hoy recordé que el egoísmo es también una limitación, casi peor que una mental. Pensar en el ombligo sólo lleva a lastimar a los demás, pensar en el ombligo es cerrarse al mundo y cerrarle el mundo a quienes también buscan una escapatoria junto a uno, pensar en el ombligo es acabar con la confianza de la gente y traicionarles, burlarse de la ingenuidad que sembraron como valor y no como defecto.

Hoy recordé que he sido, en muchas ocasiones, un fuego que ha quemado los brotes de muchas personas, en diferentes momentos. Puede que ya haya pasado tiempo pero he sido provocador de incendios, patrocinador de catástrofes y complice de atentados, a veces contra la vida misma.

Hoy recordé que debo olvidar el papel del atizador, centrándome en la conciliación... en la reconciliación. Si en el pasado herí y lastimé, todos los días debo limarle las garras a esa bestia interior para que no vuelva al asecho. Porque el asecho, a veces no es nada más que la ocasión para caer yo mismo como la presa de mi propia vergüenza.

Si tengo limitaciones, la que más me cuesta es conservar a la gente, a los amigos. Siempre he sido traicionero, y aunque he cambiado y la gente que me rodea ha alimentado ese cambio, a veces siento que sigo siendo el mismo perro que muerde a los que quiere.

El manual de instrucciones habla de mi referente, me enseña a no defenderme, bajo ninguna circunstancia... pero el animal decadente es justamente eso, un animal, uno que debe ser despresado cada mañana y no he sabido hacerlo.

Sí hay motivos para llorar, así sea en secreto.

Falta mucho todavía.

Uno nuevo



Unos niños llegaron al jardín con pedazos de pan y granos que arrojaron al agua, y el más pequeño exclamó: 
-¡Hay uno nuevo! 
-¡Sí, ha llegado otro! 
-aprobaron los demás, aplaudiendo y saltando. 

 (El patito feo).

Papá

Desde hace varias semanas, sin ansiedad me han entrado interrogantes con relación a Santiago... ¿Seré un buen padre? ¿Será normal o será como yo? ¿Será sanguíneo o conservará algo de la "flema"?

Sería para mi un buen chiste y una gran sorpresa tener que manejar a un muchacho con un temperamento completamente diferente al mío, algo así como lo que pasa con mi esposa. Desde que nos casamos tuve que encender un chip "lanzado" ¿arriesgado? ¿sanguíneo-colérico? (cosa que no existe en mí) para poder mantenerme en pie sin "morir en el intento"; desde que nos casamos he tenido que ser la cabeza y asumir un rol para que ella (una verdadera sanguínea) no me coma vivo. Y a funcionado. Por algo sigo aquí.

Con mis clientes ha pasado algo parecido... un rol que desconocía poder asumir se ha hecho muy fuerte, con sus respectivas limitaciones pero en constante crecimiento. Pero los niños son diferentes, ellos quieren cosas, esperan de uno cosas, ven en su papá una figura con la capacidad de proveer y llenar (no hablo de cosas físicas, no hablo de cosas materiales). En mi caso personal, mi papá fue mi héroe, no sé si en mi interior todavía los sea, pero mi papá es un teso, es capaz de solucionar lo que sea cuando sea y en las condiciones que sea... Es capaz de poner la cara sin miedo (sólo una vez vi y sentí su temor) y enfrentarse a lo que sea sin correrse un centímetro hacia atrás... y no niego que los años lo hayan ablandado un poco, que ahora mide más las cosas y se ha empezado a hacer algo más conservador, pero durante mis primeros veintitantos el man era un Superman de tiempo completo.

Hoy, ya en mis treintas y a cuenta regresiva para el nacimiento de Santiago, me pregunto: ¿Podré mantener el estándar qué puso él?

Ascenso y descenso del Galibier con una fixed, sin morir en el intento


De los 715 a los 2556 msnm en una ruta de tan sólo 34 kilómetros, una ascenso un tanto abusivo para las piernas y un descenso pervertido al no usarse frenos.

No sé qué tanto se pueda comparar con la subida y bajada de las montañas de suba, pero el esfuerzo de las piernas con un desarrollo 47-17 no debe ser nada fácil (yo uso un 44/16).




Mis últimos días sobre la bicicleta me han llevado a reflexionar hasta dónde aguanta el cuerpo, en una bici (Fixie o SS) sin cambios.

Avanzar

Entre todo y entre tanto, acá esperamos que Santiago llegue al mundo; pies hinchados, dolores de cabeza, bastantes ausencias al trabajo y el nombre que pone nuestro médico "molestias asociadas al embarazo". Pequeños "peajes" que construyen un bienestar que todos los días vigilamos.

Alguna vez me pregunté "¿Quién quiere traer niños a un mundo en guerra?", alguna vez me excusé y "pataleteé" jurándome "no hacer ese mal" al mundo.

Hoy sólo puedo preguntarme ¿Porque un frente puede avanzar y el otro no?

Yo sí quiero traer niños al mundo, yo sí quiero avanzar para hacer replegar, yo sí quiero avanzar para dar ejemplo.

A tocar

Se me ofrece la oportunidad de la vida, una en la que se puede brillar y en la que puedo llevar mi bandera principal cada día, de una manera diferente a como lo he venido haciendo desde hace... ¿5 años?, una en la que podré estrenar nueva voz y en la que el decoro tendrá que pararse en frente como una carta de presentación.

Una oportunidad de servir con otras herramientas, una oportunidad de convertirme en instrumento literal de la obra...

Una oportunidad de contar historias con otro papel

Ansiedad

Han pasado ya siete meses desde la perdida... y seis meses desde que Angie volvió a quedar embarazada. ¿Diferencias? Muchas.

He pasado a llamarme de muchas formas nuevas y he descubierto que mi ansiedad es un perfume de larga duración, uno que soporta baños y que resulta más fuerte que un mal día. Y es que no es mala la ansiedad.

Santiago sabrá mucho de eso.

arcoíris

He escrito y he borrado, he concluido comienzos, comienzos memorables que ya se están haciendo eternos.

He escrito carticas invisibles a mi bebé estrella y me he guardado algunas palabras para mi bebé arcoíris... las diré cuando nazca. Dos hijos, uno con 12, casi 13 semanas... y uno entre la memoria de lo que pudo ser pero que por razones que tal vez nunca comprenda fue un pago a la paciencia y al sometimiento... así se aprende.

Días de calma, la abundancia se asoma.


My blip

Fujazz

Mi foto

Músico concertista (violoncellista, saxofonista, pianista), contratenor, compositor y productor musical.

Google+ Followers

Fujazz en pocas palabras

Archivo

Aquí se escucha

www.flickr.com
Éste es un módulo Flickr que muestra fotos o videos públicos de fujazz_08. Crea tu propio módulo aquí.

Blogger news

Blogalaxia Votame BlogESfera Directorio de Blogs Hispanos - Agrega tu Blog

Blogs que sigo

Sigueme